Tout sur le jambon
Tout sur le jambon
Pour profiter pleinement d'un jambon ibérique, profiter de sa saveur et de ses nuances, il faut tout savoir sur ce qui concerne sa conservation, le maniement de la pièce et la découpe, mais il faut aussi savoir différencier les différents types de jambons, leurs degrés de qualité et autres aspects importants concernant notre produit gastronomique le plus précieux.
Contenu
Manuel de découpe

Maridaje del jamón ibérico

El maridaje del jamón ibérico es una práctica que combina arte y ciencia a parte iguales, y que consiste básicamente en encontrar la bebida más apropiada para este exquisito manjar. En los últimos años cada vez son más las personas interesadas y apasionadas por este tipo de conocimientos, por lo que el número de certámenes y eventos que se celebran, tanto en España como en el mundo, entorno a esta cuestión es cada vez mayor. ¿En qué consiste exactamente?
 
El término maridaje hace referencia a la analogía entre dos elementos, e implica cierta relación armoniosa entre los mismos. De hecho, hay una corriente dentro del maridaje de jamón ibérico que prefiere hablar de armonía y no tanto de maridaje. En España, la importancia de la producción vinícola y la presencia de vinos de toda clase en las mesas del país, hace que exista una relación natural, casi simbiótica, entre el jamón y el vino.

En el caso del jamón ibérico, un producto que por sí solo deleita a los comensales más exigentes, un buen acompañante puede dar como resultado una experiencia gustativa infinitamente superior.
 
A eso es a lo que se dedican los expertos en maridaje del jamón ibérico, a encontrar el tipo de vino u otra bebida con la que ambos productos realcen sus sabores, se fusionen o respeten la particularidad de cada uno, una serie de parámetros basados en la experiencia sensorial y no tanto en la tradición gastronómica y de comensalidad.

La creciente especialización en este ámbito permite hoy en día hacer una clasificación de bebidas adecuadas para acompañar al jamón ibérico, así como establecer unas reglas generales pero precisas a la vez.

maridajeJamon1
Vino y jamón ibérico, el maridaje ideal

A pesar de que tradicionalmente se creía que el jamón y los vinos dulces, tanto los espumosos como los que no los son, eran una combinación muy saludable, en lo que se refiere a la degustación de jamón ibérico hoy día se da por sentado que es la peor debido al alto contenido en azúcar, que entra en contradicción con el intenso sabor del jamón ibérico, provocando una falta de fluidez en la degustación.

Tampoco suelen ser aceptados los vinos blancos más jóvenes y los rosados, con dejes afrutados y a flores, muy aromáticos y con una tendencia a destacar por encima de otros alimentos, razón por la cual se enfrenta al jamón ibérico con resultados previsiblemente negativos.
 
Los vinos espumosos secos, como el cava o el champán, parecen un pretendiente que gana adeptos día tras día. Sin renunciar a una identidad y cuerpo propio, este tipo de vinos se relacionan muy bien con el jamón ibérico, potenciando su sabor, y viceversa, sin renunciar a su personalidad propia.

Sobre los vinos tintos reserva y crianza, hay algunos que pueden resultar demasiado fuertes, pero por lo general, la alta concentración de taninos que tienen este tipo de vinos, crean una sensación muy agradable, envolviendo el jamón ibérico y permitiendo disfrutar de ambos sabores.
 
Por su parte, los vinos ligeros y jóvenes son muy recomendables como maridaje del jamón ibérico, ya que se relacionan de una manera muy fluida y crean nuevos matices que no se encuentran en ellos por separado.

Finalmente, prácticamente todos los expertos se ponen de acuerdo en afirmar que los vinos generosos, como es el caso del fino y del manzanilla, son los mejores sin lugar a duda. Su sabor punzante y penetrante solo hace que realzar de una manera prodigiosa los matices más placenteros del jamón ibérico, razón por la cual es el indiscutible número uno de la lista.